Singapur te llama


El equipo de www.viajarsolo.com acabamos de volver de Singapur una ciudad viva y alucinante, el Tigre Asiático, una ciudad, isla y nación que con cinco millones de habitantes y el tamaño de Menorca se ha convertido en un icono mundial.

Es un lugar perfecto para pasar unos días, tanto de propio como aprovechar una escala de los numerosas rutas hacia Asia o Australia y Nueva Zelanda que hacen parada técnica allí, algo que casi todas las compañías aéreas facilitan y que os vamos a aconsejar porque realmente merece la pena y no hay que perderse…!!

¡¡Hay tanto que hacer en Singapur…!!!

Recorrer el río en barco, comer en un hawker, ver los rascacielos desde el Parque de Merlion, visitar Little India, caminar por el barrio chino y tomar una copa en Clarke Quay son algunas de las cosas que recomendamos, en pocos minutos pasas de un país a otro y todo dentro del orden supremo y la vigilancia de tus actos:

Te multan si tiras un chicle al suelo, si pasas el semaforo en rojo, si fumas y no usas los ceniceros en la calle, si comes una fruta que huele demasiado llamada Durián, si llamas a un taxi fuera de sus paradas oficiales, si…

Pero todas esas prohibiciones hacen que sea la ciudad más limpia del mundo, sus aceras relucen y nos dejan alucinados sobre todo después de haber visitado Bali donde todo está permitido en sus calles.

Si todo lo dicho anteriormente te puede animar a visitar Singapur, verás que lo mejor de la ciudad es su ambiente único.

Singapur es una ciudad donde encontrarás gente cualquier día a cualquier hora: conciertos, eventos, exposiciones, tiendas… la vida en la calle con su tiempo inmejorable es algo común a todos los habitantes de la ciudad.

singapur-calle

Parque de Merlion

En este parque, bajo los rascacielos de la bahía y junto a la orilla del mar, es donde se encuentra la estatua más conocida de Merlion, el símbolo de Singapur. Mitad pez y mitad león.
La cabeza de león representa al león que descubrió el príncipe Sang Nila Utama cuando re-descubrió Singapur en el siglo XI. La cola de pez representa el pasado pesquero de la ciudad, cuando aún se conocía como Temasek.

lion-singaopre

La mejor hora para visitar el Parque de Merlion es cuando Singapur se viste de gala, al caer la noche. La imagen de los rascacielos de Singapur iluminados con Merlion al frente es indescriptible.

Orchard Road

Es una enorme avenida arbolada donde encontraréis las mejores tiendas, las más caras, hoteles y centros comerciales de la ciudad. Es una de las calles más importantes de Singapur que no hay que dejar de patear.

Esplanade

Aunque muchos comparan su forma con la de un durián (la famosa fruta local prohibida en el metro), nadie niega que sea una de las obras arquitectónicas más importantes de Singapur y uno de los teatros más famosos del mundo. Podría compararse a la Ópera de Sídney.

Singapore Flyer

Con 165 metros de altura, la noria Singapore Flyer es la más alta del mundo. Durante el recorrido de 30 minutos podréis divisar todos los puntos de interés de Singapur.

Zoo de Singapur

Situado en una ubicación privilegiada y con una asombrosa variedad de animales, el Zoo de Singapur es la envidia de otros parques zoológicos. Por la noche hacen un safari nocturno que es la delicia de grandes y pequeños.

Clarke Quay y boat Quay

A orillas del río Singapur, son unas de las zonas más vivas de Singapur y en ella se encuentran decenas de restaurantes, tiendas y locales de copas. Es curioso como la zona más céntrica, está recubierta por un enorme tejado semitransparente. Está claro que, en una ciudad donde la pluviosidad es parte de su día a día, quedarse sin salir no es la opción, y es una muestra más del orden y la organización de esta ciudad tan cosmopolita y original.

La mejor hora para visitarlo es por la noche, cuando las luces y el ambiente combinan a la perfección. Eso sí, posiblemente sea la zona donde más caro resulta tomar algo, aunque el entorno y el encanto merecen pagar ese plus.

Chinatown

El barrio chino de Singapur surgió en 1821 cuando llegó a puerto el primer junco procedente de Xiamen. Los pasajeros, todos hombres, se establecieron en la parte sur del río Singapur, zona hoy conocida como Telok Ayer.

Como el resto de Singapur, Chinatown también destaca por la mezcla cultural. En muy pocas ciudades es posible ver un templo hindú y dos mezquitas árabes y  en el centro del barrio chino, multiculturalidad al poder.

Es más que destacable su templo propio, budista, un gran edificio de pagodas que es el centro neurálgico del barrio, presidido por un enorme buda de oro mazico y cientos de figuras representatitas de las distintas imágenes de Budas, con sus correspondientes atributos y características. Llama de forma poderosa la atención la gran devoción con que los asiáticos vienen a este recinto a orar, la elegancia de sus reverencias y el fervor con que encienden barritas de incienso o miran a los ojos de sus deidades.

Las calles, pocas pero ordenadas, están llenas de puestos y tiendas donde encontrar absolutamente de todo a precios más que interesantes. Y en las calles más adyacentes, donde hay muchos menos turistas y apenas comercios, es donde merece la pena perderse un poco, para disfrutar el auténtico toque étnico de la zona y dejarse llevar por el aroma de los pequeños y escondidos restaurantes locales, donde podremos degustar una gran variedad de platos a precios mucho más asequibles en en las zonas más comerciales.

little-india-singapore

Little India

Little India es el centro neurálgico de la comunidad india en Singapur. La arquitectura, su gente y el olor a especias y a incienso recuerdan a las calles más características de Bombay. No dejes de visitar el Templo de Sri Veeramakaliamman.

Dicen que no es recomendable para los turistas ir después de que oscurezca, o al menos no salirse de la calle principal, pero fuimos de noche y realmente no tuvimos ningún sentido de inseguridad. Las tiendas son totalmente diferentes a cualquier otra zona de Singapur, más caóticas, con mucha diversidad, menos “snobs” y donde el regateo puede hacerse. Recomendamos meterse en las grandes tiendas “de todo” donde igual tienes comida que electrodomésticos, para sentir la vibración del espíritu indi.

Aunque lo más impactante es el propio ambiente, nosotros cenamos allí por poco dinero rodeados de indios como en Bombay con la televisión a tope proyectando películas de Bollywood, experiencia muy recomendable.

Aunque el barrio chino es la mejor zona para hacer las compras, los amantes de la electrónica, no podeis perderos Sim Lim Square. Es un enorme edificio cerca de Little India, de al menos 6 plantas, cuyo interior no es otro que cientos y cientos de tiendas de electrónica. Todo lo que busquéis, desde las últimas y más grandes televisiones de plasma con tecnología 3D hasta los gadgets más pequeños, las últimas novedades en telefonía, cámaras de fotos y cualquier aparato formado por chips.

En cuanto a los aparatos en sí, hay que tener muy claro antes lo que se quiere, lo que cuesta en el país de origen, lo que te va a sumar al precio los impuestos y extras que de entrada no te dicen (aunque los impuestos se devuelven en el aeropuerto) y lo que se está dispuesto a pagar, (sí, aqui sí que hay que regatear… y mucho!). Después de hablar y negociar con muchos, aunque no nos decidimos por llevarnos un Ipad porque algo había que no nos daba mucha confianza, encontramos una tienda donde su dueño Derick, nos pareció de lo más hornado y con ganas de dejar las cosas claras. Nos abrió todas las tabletas y modelos para enseñarnos como funcionaban, poniendo su propia tarjeta SIM para probar cómo iban (y de paso, ver nuestra página :-)). Por si vais, su tienda es Pixels N Pixels y está en la 3º planta.

Y lo más curioso son sin duda la interminable cantidad de accesorios, fundas, carcasas y piezas de todo tipo para portátiles, móviles, tabletas..

Lo dicho, si os gustan estas cosas, dedicarle al menos 3 horitas que se os harán cortas 🙂

Marina Bay Sands

Seguro que esta imagen la habéis visto en algun sitio. Son numerosos los reportajes que hablan del “barco coronando 3 torres de gran altura”. Pues esto es el Marina Bay Sands de Singapur:

marina-bay-sands

Este colosal edificio es un hotel de 5 estrellas que ha marcado un antes y un después en el mundo de la arquitectura a nivel mundial. Sus tres grandes torres que sujetan un edificio común a modo de trasatlántico es de lo más impactante que hemos visitado. El parque de la planta 57 han redefinido el skyline de Singapur. Se dice que es el hotel de construcción más cara del mundo y desde luego impresiona, tanto desde fuera como por dentro y desde su altura.

Nosotros estuvimos allí y todavía tenemos en la retina las vistas tan espectaculares desde su azotea, de noche y de día es como una inmersión en el futuro. No podéis dejar de visitarlo o mejor si vuestro erario lo permite de alojaros en él aunque sea una noche. Nunca lo olvidaréis.

En la planta 57 se encuentra el Skypark, un parque al aire libre que con sus 12.400 metros cuadrados comunica las tres torres del hotel. En el Skypark hay un mirador, una discoteca, un restaurante y la que es probablemente la mejor piscina del mundo. Situada a 200 metros de altura y con 150 metros de longitud, la “Infinity Pool” ofrece las mejores vistas de Singapur tanto de día como de noche, ya que su horario de apertura es de 6:00 a 23:00 horas.

Hay que tener en cuenta  que, aunque el mirador está abierto para todo el mundo, para poder utilizar la piscina y los jacuzzis hay que estar alojado en el hotel. Compara precios con otros hoteles en Singapur no demasiado baratos, quizá os merezca la pena.

Casino

Este hotel cuenta con el primer casino que ha conseguido instalarse en la ciudad, antes el juego estaba prohibido haciendo de ésta una alternativa a Macao, hasta ahora principal destino de los jugadores asiáticos de los que vimos una importante clientela.

Centro comercial

En la parte delantera del hotel se encuentra uno de los centros comerciales de mayor tamaño y más nuevo del mundo que incluso tiene un lago interior por donde circulan barquitos. Como no podía ser de otro modo, los precios medios de las tiendas del Marina Bay son muy elevados.

No podéis perderos el espectáculo de luz, agua y sonido que se realiza frente al Centro Comercial, en la bahía de Singapur, cada noche se puede asistir de forma gratuita. En el show se proyectan diferentes imágenes sobre enormes pantallas formadas por agua mientras una lluvia de colores inunda la zona. Los sentidos de todos los asistentes quedan embargados.Lo dicho, no dejeis de parar, al menos 2 días en esta ciudad.

Desde www.viajarsolo.com te preguntamos: ¿Te llama Singapur?


6 Comentarios a “Singapur te llama”

  1. Me parece que pocos sitios hay en el mundo como Singapur, para vivir. Aunque dicen que es una ciudad artificial y tal y tal.
    A mi desde luego, me encanta. Que buenos paseos (y buenos tragos a la luz de la luna) me he pegado de noche por River Side y Clarke Quay
    Muy buen post, saludos

  2. Luismi dice:

    ¡¡Qué pasada de hotel y de ciudad!! Había oído hablar de él pero estas fotos de viajarsolo son increíbles.

  3. Jose dice:

    ¿alguien quiere ir a Singapur?

  4. MARIA dice:

    Me encantaría ir !! Alguien se apunta??

  5. Pilar dice:

    Yo llevo años soñando con ir a <a href="http://www.holidaycheck.es/state-Cosas_que_hacer_Singapur-ch_rt-lid_171.html">Singapur</a&gt;, desde que vi una película -no recuerdo ahora el nombre- y me encantaría apuntarme. algún día lo tengo que realizar 

  6. Pablo Ruiz dice:

    Me quedo con las vistas desde la azotea del Marina Bay Sands! Gracias por la información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

  Sí, acepto recibir las comunicaciones relativas a la consulta realizada por email, teléfono o cualquiera otro medio electrónico o físico. Consulta la Política de Privacidad