Sardine Run, cuando la Naturaleza es puro espectáculo


Sin duda lo has visto más de una vez en la tele y en documentales, cada año sale porque es un evento fascinante. Uno de los mayores espectáculos de la Naturaleza, el famoso Sardine Run en Sudáfrica, cuando parece que todos los animales marinos se vuelven locos y entran en una vorágine de velocidad, movimientos y despliegue de habilidades que parecen salidos del mejor organizador de eventos… Y es que… realmente, no hay nadie mejor que la propia naturaleza para darnos lecciones de la belleza del mundo animal y las sorpresas que nos tiene preparadas.
Ser espectador en vivo y en directo de tal acontecimiento  es mucho más que hacer un viaje; es una experiencia para aventureros, adictos a la emoción, la adrenalina, la vida en estado puro y salvaje, sólo apto para amantes del mar y capaces, en la locura, de pasar horas en una zodiac en busca de una acción fascinante, donde la recompensa nunca se conoce porque es vida salvaje en su momento álgido.
¿Quieres saber un poco más de este evento flipante donde sardinas, cormoranes, gaviotas, tiburones, ballenas, delfines y todo tipo de especies de mar y agua, salpican a la vez que ignoran a los pobres locos humanos que se atreven a pasar de la pantalla al salitre y del sofá a una barca en la punta más extrema de África? Aquí te lo contamos…

El mayor peligro, te avisamos, es que puede ocurrirte que tras leerlo… quieras convertirte en uno de estos locos ;)))

El Sardine run es un movimiento migratorio estacional de peces y predadores marinos que ocurre por la costa sudafricana en sus meses invernales, hasta la zona llamada KwaZulu Natal.

Hasta el momento, se trata de la mayor migración de biomasa que se conoce , y aunque queda mucho todavía por descubrir, sí se tiene claro que se produce por los movimientos y cambios de temperatura originados por las grandes corrientes marinas que riegan esas aguas.

El origen es sencillo. La sardina de sudáfrica, desova entre mayo y julio en la zona de Agulhas Bank, de aguas frías y a desde aquí van nadando dirección norte a lo largo de la costa oeste, con aguas frías todo el año, que es el medio que necesita para vivir esta especie, de nombre científico Sardinops sagax. La corriente de Agulhas, entre junio y julio se mueve desplazando a la de Bengela, procedente del canal entre Mozambique y Madagascar, de aguas más calientes, y es este el camino que usan las sardinas para poder desplazarse siguiendo sus necesidades de aguas frías.  Este flujo de corrientes crea una especie de tubo estrecho entre la costa y la capa más cálida, y es el lugar y forma elegido por las sardinas para continuar viaje hacia el norte hasta KwaZulu Natal.

Lo habrás visto muchas veces en la pantalla y es impresionantes. Gigantes manchas oscuras de formas redondeadas, como una pelota gigante que se mueve en medio del azul… Son las sardinas, apiñadas, pegadas unas a otras viajando juntas agrupadas en enormes bancos, formando auténticas masas vivientes gigantes de billones de individuos en enormes bolas que pueden alcanzar 7 km de largo y 1,5 de ancho. Todo con una misión doble:  el instinto de protección, y porque individualmente su tamaño les haría imposible cruzar la barrera de las corrientes y necesitan «la fuerza de todas» para poder desplazarse con ellas. Es así como forman una especie de «ente vivo» mucho mayor, tanto como defensa como para moverse, con el objetivo de llegar a su destino final el mayor número posible…

 

Resulta increíble que unos peces tan aparentemente básicos como las sardinas, sean capaces de organizarse así y dar lugar a uno de los momentos más épicos y fascinantes del entorno marino de todo el planeta. Porque precisamente cuando las enormes bolas van desplazándose por las corrientes en una determinada y corta época del año, donde sucede todo. Y cuando decimos todo… queremos decir… ¡¡¡todo!!!!

Al fin y al cabo, los bancos de sardina no son más que un enorme festín… y es como si se tocara la campana a la hora de la cena en una gran fiesta para todos sus invitados… que no son otros que sus predadores naturales…

Los primeros asistentes al banquete son Delfines y Alcatraces, ágiles, veloces y muy listos…. montan un equipo perfecto a la hora de localizar y encontrar las sardinas.

Unos desde el aire, los otros desde el agua.

Una vez localizado el objetivo, pasan a la acción con una velocidad de vértigo. De repente la calma previa en la línea del horizonte se convierte en un movimiento aparentemente caótico, pero lleno de orden y sentido. Como en un despliegue perfectamente orquestado, se lanzan contra las indefensas sardinas y atacan a toda velocidad desde sus posiciones, obligandolas a separarse en grupos más pequeños, reduciendo así su capacidad de defensión, y siendo más fácil llevarse la presa a la boca.

Los individuos que quedan aislados o en grupos pequeños son el blanco perfecto, y por eso la táctica es sencilla pero tremendamente efectiva: romper la gran bola para disgregarla y reducirla a pequeñas pelotitas de individuos descentrados, atemorizados y tremendamente fáciles entonces de cazar.

 

Todo ocurre a una velocidad de vértigo, con unos movimientos que más que un ataque parecen una coreografía, y semejante despliegue, hace un efecto llamada a otros habitantes del mar que llegan de todas partes buscando también participar de los ricos bocados del banquete….

En el meollo se encuentran peces de gran tamaño como pueden ser jacks y  atunes, pero también los pequeños se benefician del caos.

Unos van a lo fácil, a por las indefensas sardinas que quedan aisladas, otros se aprovechan de los restos que van flotando de la comilona de los grandes… y los más desafortunados, podrán ser parte del menú.

Desde el cielo pican las aves, a una velocidad impresionante, con el pico perfectamente apuntando a la comida, y creando unos canales en el agua realmente alucinantes.

Aunque naden más al fondo para huir de las hambrientos cormoranes, poco tienen que hacer… desde el fondo y cualquier rincón del mar, aparecen todo tipo de peces y mamíferos marinos esperando su ración.

En una lucha frenética por la supervivencia, los bancos se abren, se separan, se disgregan, se hacen cada vez más pequeños… Todo es rápido, veloz, parece coordinado, y a la vez totalmente desenfrenado… las sardinas que se quedan solas, o encuentran rápido un grupo al que unirse o su supervivencia será de minutos. .. su lucha incesante es buscar al grupo y volver a formar una gran masa que protegerá a algunas, mientras otras irán cayendo por el camino.

Parte del espectáculo es la presencia de tiburones; el  jaquetón lobo (Carcharhinus obscurus) o los puntas negras (Carcharhinus limbatus), llegan desde el fondo y cualquier rincón, y van haciendo círculos para cazar cualquier individuo alejado y separado de la masa principal. Resulta alucinante ver como penetran en las bolas con una precisión brutal para romperlas e ir llenándose la boca. Ver cómo se abre la masa y se divide, cómo toma formas variadas, cómo se mueve como si no fueran miles de individuos sino un sólo ser multiforme, es más que fascinante.

Y entre los gigantes de mar, una enorme sombra puede emerger de las profundidades, con la boca abierta para tragar todo lo que le entre… el increíble rorcual de Bryde (Balaenoptera brydei), familia de las ballenas,  puede sorprender de la nada llegando con su gran boca cubierta de enormes barbas, de par en par, lista para barrer toda la superficie mientras engulle todo aquello que se ponga en su camino….

¡¡Y atención, humanos, apártate de su camino, porque aunque no seamos parte del menú, no mira ni selecciona, y podrías acabar como el protagonista de Moby Dick ;)) … Este mismo año ha sido viral una noticia de un buceador  literalmente engulllido por una de estas ballenas, aunque para tu tranquilidad, diremos que lo escupió  inmediatamente!! (¿No te lo crees? ¡Míralo aquí!)

Hasta esto forma parte de la aventura y la emoción, pensar que cualquier cosa puede ocurrir, que somos pulgas en mitad de la inmensidad y que nosotros, que tanta importancia nos damos, aquí no contamos nada… ¿No te resulta fascinante?

 

¡Y también Ballenas Jorobadas!

Por si todo esto fuera poco, para terminar de bordar la magia del evento, esta misma temporada es la que eligen las ballenas jorobadas en su incesante viaje por las aguas del planeta, para pasar tranquilamente por las aguas costeras de Sudáfrica.

Sin participar ni tener que ver con el Sardine Run, puesto que «pasan» de las sardinas y no les llama participar en esa fiesta, sí que forman parte del paisaje, ya que también ellas  se sirven de estas mismas corrientes en su viaje hacia el norte….

Ver sus siluetas saltando y haciendo piruetas en el agua, girando sus enormes cuerpos, aletas fuera, salpicándonos cuando estamos cerca, nos hacen sentir que  que lo imposible puede ser real, y si eres testigo… no olvidarás jamás la emoción de estar ahí delante!!

 

VIVIR UNA EXPERIENCIA ÚNICA

Sólo puede vivirse desde el agua, hay que llegar al puro meollo, y previamente hay que buscar, localizar y sobre todo tener paciencia. Nada está escrito, es imposible saber dónde y cuándo van a estar los bancos y las jornadas comienzan al albor de la mañana para poder aprovechar al máximo….

Los encuentros se hacen desde zodiacs, barcas rápidas capaces de cabalgar las olas con mucha facilidad. Con la ayuda de equipos de tierra y aviones ultraligeros que buscan y localizan los bancos de sardinas, viendo las oscuras manchas desde el aire, es como se llega donde está la acción, de otra forma sería la aguja en el pajar. Y aún así, nada puede garantizar que lo encontremos… porque estar seguro que están, pero ¡¡qué grande es el mar y qué pequeños nosotros!

Esto forma parte de la experiencia. No saber nunca lo que vamos a vivir, estar abiertos a lo que la Naturaleza quiera regalarnos ese día, en la forma que le de la gana. Aquí si que somos invitados, pero de refilón y sin poder exigir. Emoción en estado puro. Si buscas algo concreto, mejor quedate delante de la tele en casa. Si te va el barrillo de la aventura, la expectación, sentir la adrenalina de lo inesperado… querrás estar en esta barca con los pocos afortunados que compartirán momentos únicos.

Saltando por las olas las zodiacs en busca de la acción!

 

Durante la navegación, cientos de delfines pasarán zigzagueando alrededor nuestro para llegar cuanto antes a su comida… o puede que pasen tranquilamente, si no hay sardinas a la vista, y nos miren con curiosidad.  ¡¡Venga, al agua, saltemos al agua con ellos, quizá hasta tengan ganas de jugar o entretenernos un rato!!

Mientras, ballenas jorobadas saltando y escupiendo aire como enormes bufadores, amenizan la jornada.

Paisajes increíbles y tonalidades que nos dejarán abrumados.

El objetivo es encontrar la preciada bola. Navegaremos de un lugar a otro siguiendo los conocimientos del patrón y las indicaciones de los equipos de tierra y aire, pero también nos servimos de los propios indicadores naturales: las gaviotas, alcatraces y demás aves marinas cuando alteran su ritmo normal y vuelan mucho más rápido, cuando se van reuniendo en una dirección concreta, indudablemente nos están marcando el camino a seguir.

¡¡Y allí apuntará nuestra proa!!

Oteando el horizonte nos acercaremos allí donde vemos cómo el agua tiene otro aspecto: espuma, agitación, cambios de color.

Se palpa la tensión, las energías fluyen y en nuestra cabeza las emociones se despiertan. El corazón bombea más rápido mientras nos equipamos y nos preparamos para… ¿quién sabe qué??

Una vez en el punto clave, ya solo queda disfrutar…. Como sea, el espectáculo estará servido…. desde la zodiac, metiendo la cabeza con las gafas en el agua, o en snorkel o los buceadores con los equipos para verlo todo desde abajo…

¡¡¡Acción!!!

 

Es duro. Naturaleza salvaje… por algo se llama así.

Brutal. Alucinante. Fascinante. Acción. Hiperactividad. Hermoso. Cruel.

Es una masacre, literalmente.

Espectacular, eso sí, y parte de la cadena alimentaria y del orden natural, pero pura caza.…

Es aventura total, naturaleza 100% y emoción asegurada porque nada, absolutamente nada está escrito, programado ni garantizado.

Y eso es lo que nos apasiona.

Vista aérea, ballenas y delfines surcando la superficie del agua

 

Nada es para siempre. Ni siquiera la Naturaleza.

Si eres de los que valoras y te motivas con este tipo de emociones… ¡Deberías plantearte vivirlo en primera persona!

Puedes unirte a la salida que ofrecemos, muy pocas plazas y sólo una semana al año… Aquí tienes todos los detalles del viaje.

Pero sobre todo, no te lo pienses mucho. Si alguna vez has soñado ser protagonista en directo del Sardine Run, has de tener algo claro: no queda mucho para que la gente «de a pie» como nosotros pueda disfrutarlo.

Hazlo antes que desaparezca, porque ya hay indicadores demasiado fuertes para tener certeza que mas pronto que tarde, van a dejar de pasar por este punto. Ya sabemos que el humano, la pesca incontrolada, la sobre presión, el turismo incontrolado, la contaminación y muchos otros factores están provocando cambios en los comportamientos de la naturaleza, y nadie va a esconderte que que cada año se ven menos, las bolas son más pequeñas y con el tiempo, se irá haciendo más complicado ser testigo presencial…

Pero no…. las sardinas no van a desaparecer (¡¡esperamos!!); ellas seguirán su ciclo, pero lo harán lejos de nuestra acción devastadora. Buscarán otros puntos y rutas, cuanto más alejados del ser humano mejor, mar adentro, aunque tengan que cambiar sus hábitos, amoldarse a otro tipo de condiciones y regular su temperatura corporal… Da igual, la naturaleza es experta en cambios y adaptaciones.

Y cuando abandonen del todo esta zona donde ahora las tenemos localizadas, habrá quién se dedique a buscarlas. Para cuando vuelvan a encontrarlas, montar operativas y reorganizar las opciones…. ¡¡posiblemente tú y yo ya no estaremos para verlo!!

Por eso, ahora más que nunca el Sardine Run es un Carpe Diem.

Sardine Run… ¡La locura que muchos queremos presenciar y muy pocos podrán vivir!

Los paisajes de la costa sudafricana dejan sin palabras….

Cientos de delfines nadan juntos en familias por la zona, compañeros de viaje

Jornadas en la zodiac entre paisajes increíbles en busca de la aventura… Ya de por sí son momentos mágicos!!

¡¡Desde el agua, tras la acción!!

Atentos a lo que puede surgir del agua… ¿Bailamos?

Ballenas jorobadas saltando frente a la costa en su paso por estas aguas…. ¿No te parece que les gusta exhibirse antes nosotros?

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

  Sí, acepto recibir las comunicaciones relativas a la consulta realizada por email, teléfono o cualquiera otro medio electrónico o físico. Consulta la Política de Privacidad

La comunicación enviada quedará incorporada a un fichero del que es responsable TIPINAT VIAJES SL. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar sus datos para atender su solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE)2016/679 de 27 de abril de 2016 (RGPD), la Ley Orgánica 3/2018 de 5 de diciembre (LOPDGDD) y demás normativa legal vigente en materia de protección de datos personales. Sus datos no se comunicaran a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicite su cancelación.
En cualquier momento usted puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito, indicando sus datos personales a PASEO INDEPENDENCIA 24-26 CTR. COMERCIAL CARACOL PLANTA 1 LOCAL 72 50004, Zaragoza o mediante un email a [email protected].

Responsable: TIPINAT VIAJES SL
Finalidad: Responder a las consultas y/o proporcionar informaciones requeridas por el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos no se cederán a terceros excepto por obligación legal. No se harán transferencias internacionales sin su consentimiento previo.
Derechos: Acceder, rectificar, y cancelar los datos, así como los otros derechos indicados en la información adicional.
Conservación: Sus datos se mantendrán en los registros de tratamiento de nuestra titularidad mientras su conservación sea necesaria para atender la finalidad que motivó su recogida, así como durante el plazo de atención de posibles obligaciones legales.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: