Egipto: consejos y recomendaciones de viaje (y II)

Luxor

Hoy continuamos con la segunda y última parte de nuestro artículo con recomendaciones si viajas a Egipto, por ejemplo con nuestro Egipto Single. En esta ocasión os hablaremos de algo tan importante como la bebida y la alimentación cuando viajamos a un país con una gastronomía tan rica y diferente como la egipcia. Si os interesan otros consejos de los que hablamos en nuestra primera entrega puedes visitar nuestro anterior artículo sobre consejos y recomendaciones de viaje a Egipto

Comida y bebida

Si queréis comprar algo de comida podéis hacerlo en los supermercados y también en los puestos cerca del Bazar de El Cairo. Por supuesto aunque existen diferencias en los productos que podemos encontrar en un supermercado de El Cairo podremos encontrar la mayoría de productos que podemos encontrar en cualquier supermercado en casi cualquier parte del mundo, por lo que siempre es una garantía si tenemos una digestión delicada.

En lo referente a los platos egipcios que podemos encontrar enseguida descubriremos que se trata de una gastronomía que fusiona la cocina mediterránea y la cocina africana. Además de que cuenta con una importante cantidad de kilómetros de costa en el Norte bañada por el mediterráneo. Y por supuesto tampoco nos podemos olvidar del imponente Nilo, una rica fuente de pescado en el interior. De hecho podremos encontrar numerosos botes que se alquilan a turistas para practicar la pesca. Así pues nos encontraremos con numerosos platos que incluyen pescado como uno de sus ingredientes. Quizás lo que no sabíais que gracias a el río Nilo Egipto es también el mayor productor de arroz del Oriente Próximo, situándose la producción de arroz se sitúa en el valle inferior del río.

koshari

De este modo y con todos estos ingredientes culinarios nos encontraremos una gran variedad de platos basados en el arroz, como el Mashi, arroz con carne que se acompaña con hojas de parra, tomates, berenjenas o pimientos verdes. Los Mezze, toda una gama de entrantes fríos de procedencia oriental que se sirven en numerosas escudillas de pequeño tamaño. Se trata de verdaderas delicatessen, entre las que se encuentran el Tabbouleh, ensalada de perejil y sémola de trigo de sabor ácido. La Kobeiba, carne, pescado y nueces. Las Kibbeh, albóndigas de carne de cordero frita y sémola de trigo. Y luego un largo etcétera como la basterma, cecina ahumada, sambousek, empanadas de verdura, hummus bi tahina, garbanzos en puré con pasta de sésamo, wara annab, hojas de parra rellenas de distintos ingredientes y el betingan, rodajas de berenjena adobadas.

Los postres son muy dulces y cuanto más dulces mejor para el paladar egipcio. El predilecto es el Om Alí, una rica mezcla de pan o pasta con leche, nueces, coco y pasas que se sirve caliente. Entre otros no dejes de probar el Konafa hojaldre con miel; los Mahalabia hechos de leche, arroz, azúcar y los Backlaoua especie de milhojas.

Existe una gran variedad de bebidas en Egipto. La mayoría de la cerveza es importada, excepto la Stella suave y rica. En algunos lugares más escondidos tienes zumos de frutas naturales buenísimos, pero asegúrate que vas con alguien de confianza y es un sitio limpio y que la fruta sea pelada. Si por el contrario prefieres vino podrás degustar vinos nacionales de baja calidad y alto precio ya que Egipto es un país que por religión no consume alcohol.

egypt-tea

Precauciones fundamentales: jamás tomar agua del grifo. Siempre embotellada y asegurándote que está precintada y la abres tú. Si te ponen hielo en algún sitio, como es difícil saber si es de agua mineral, mejor dejarlo fuera. Las frutas frescas, siempre peladas, no comas nada que haya pasado por el agua y no tengas medio de quitar esa capa de fuera. Con el té no hay problema porque está hervido.

Imprescindible tomarse un te y una shisha en el Fishawi o café de los espejos en El Cairo (En el Khalili, al principio una calle horizontal, no tiene pérdida). El Karkade es una infusión de la flor del Hibiscos que se puede tomar caliente o fría. El Erfu canela caliente cubierta de nueces. Ahlab con leche caliente, canela, sésamo y nueces. Y la bebida nacional es el Kawa café turco y el te que se sirve en vaso.

El tráfico en El Cairo

Cruzar las calles es toda una odisea. El Cairo posee el mayor caos circulatorio inimaginable… No hay pasos de peatones, no respetan los semáforos, se inventan los carriles, utilizan continuamente con el claxon, cabezas fuera, piques entre taxis… y los contenidos más insospechados en cada uno de los variadísimos vehículos que se cruzarán en vuestro camino.

En fin, todo lo que se cuente es poco, así que lo mejor será que lo conozcáis in situ. Todo un espectáculo difícil de describir. Sin embargo os daremos algunos consejos sobre los taxis. Los taxis en el Cairo son muy baratos, y entre varios el importe es casi anecdótico. No los contrates en la puerta del hotel porque son mucho más caros. Sal a la calle y ellos mismos te buscarán. Eso sí, ten muy claro que también aquí hay que regatear y antes de sentarte deja muy claro lo que le vas a pagar. Si no lo haces te pedirán un dineral y si no se lo das tendrás una buena discusión. Pregunta antes de salir del hotel a alguien de confianza cuanto es lo normal para el trayecto que quieres hacer y no paguéis más de eso. Si luego le quieres dar propina porque ha sido majo, simpático, te ha hecho reír, o simplemente consideras que llegar a tu destino ya es el mejor regalo… ¡Adelante! Recuerda que la propina es casi una institución en Egipto.

¿Qué meter en mi maleta a Egipto?

Ropa

No hace falta que vayas cargado/a de ropa porque al final te pondrás la más cómoda. La más conveniente es la de algodón y de colores claros, pero cada cual con lo que se encuentre a gusto. Fresquita en cualquier época, porque aunque las excursiones sean bien tempranas hace calor. No recomiendo demasiado los tirantes porque os quemaréis los hombros sin lugar a dudas. El sol de Egipto es criminal y se come los protectores solares más fuerte. Además se pasa menos calor con camisas de algodón de manga larga. De verdad. Los egipcios van tapados enteros porque así se evita el calor mejor.

Las piernas no es tan importante llevarlas cubiertas porque suelen quemarse menos (ojo con las corvas detrás de las rodillas) y por costumbre cultural te las taparán en las mezquitas de El Cairo (de todos modos te dan una especie de capa verde para taparte entera si llevas pantalón corto -los piratas no suelen importarles-, tirantes o ropa que ellos consideran estrecha, en fin…). No olvides tampoco un jersey o sudadera, para las noches a veces y sobre todo los aires acondicionados.

pyramids

Si deseas llevar objetos de valor hazlo, pero ten en cuenta que las fiestas de smoking, en las que pueden lucirse las joyas; y las cenas con el capitán del barco, son propias de otro tipo de viajes. En este viaje lo mejor es no llevar trastos inútiles ni cargarse con objetos que podrían perderse.

Para el sol es imprescindible un gorro que te tape la cara bien aunque podrás comprarlo allí en plan souvenir por menos de 1 €. Un pañuelo para la cabeza también puede serte útil, pero correrás el riesgo de quemarte la cara. Ojo con exponerte al sol demasiado, sobre todo en la mini piscina del barco. Y por supuesto… ¡¡No olvidéis el bañador!!

Calzado

Zapato cómodo y que traspire. Un par más cerrados y otro más fresquito. O bien algo que haga un poco de todo. Las chanclas vienen bien para la habitación y la piscina del barco o el hotel. Pero para andar no son muy buenas y además de acabar con los pies negros se te meterán piedrecitas y arenilla y es incómodo. Tampoco hace falta que vayas cargado de zapatos porque al final te llevas todo el día con los mismos puestos.

calzado

Higiene personal y varios

Volvemos a insistir: el agua del grifo ni para lavarse los dientes.

Si eres de los/las que no puede vivir sin secador de pelo debes saber que en los cruceros, incluso en los paquetes de viajes de “Lujo”, el secador brilla por su ausencia en los baños. En los hoteles sí encontrarás. De todos modos, el pelo se estropea y ensucia bastante por culpa de los gorros, sol y calor y no merece la pena estar preocupados por esas cuestiones estéticas ni cargar con un trasto más.

Sí es recomendable llevar bastantes pañuelos de papel porque además de para refrescarte humedeciéndolos o secarse el sudor cuando aprieta el calor, en los cuartos de baño de los monumentos tampoco suele haber papel higiénico. Aunque las personas encargadas de los mismos te dan un trocito (a cambio de la correspondiente propina) con eso lo mismo no tienes ni para empezar… especialmente si padeces el temido y molesto (pero no grave) mal egipcio o del faraón.

En los baños de los hoteles no faltan toallas, champú, gel y gorritos de ducha en los baños, así que tampoco es necesario cargarse de más trastos. Por supuesto hay que protegerse del sol, así que son necesarias gafas de sol con filtro y por supuesto, protector solar de alto número. Algún repelente antimosquitos por si acaso. 

Y en el botiquín aspirinas, algún antiácido o si tomas algún medicamento en especial. Y muy importante: Fortasec o similar (antidiarreico). Es imprescindible. Por más cuidado que pongas sin comer verduras frescas, hortalizas, lavarte los dientes con agua embotellada, etc… si te visita “el Mal de Faraón”, no hay escape. Las comidas de los hoteles y barcos de categoría están limpias y cuidadas, pero procura evitar cosas frescas. No tienes por qué tener problemas, de hecho yo nunca los he tenido, y depende de cada uno, pero hay que tener cuidadito y es algo que ocurre con frecuencia. No es grave, solo molesto En el barco o los guías pueden darte pastillas pero no está de más que te lleves.

Y lo que no debes olvidar: muchas ganas de disfrutar de nuestro Egipto Single. Esperamos que os sean útiles estos consejos y para cualquier duda podéis consultarnos en viajarsolo.com o en el blog.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

  Sí, acepto recibir las comunicaciones relativas a la consulta realizada por email, teléfono o cualquiera otro medio electrónico o físico. Consulta la Política de Privacidad